LAS INUNDACIONES DEL RÍO MISSISSIPPI EN USA TIENDEN A SER MÁS GRAVES AHORA QUE HACE 500 AÑOS.

 

Nuevos estudios con enfoques que integran los conceptos de amenaza de origen natural con los de las vulnerabilidades generadas o acentuadas por el ser humano, sugieren que los esfuerzos para controlar el flujo del río con diques y otras estructuras han aumentado el riesgo de inundaciones peligrosas.

 

Las obras físicas no bastan por sí solas para mitigar los riesgos.  Un mejor conocimiento de las dinámicas naturales y la integración de acciones que disminuyen las vulnerabilidades funcionales (cómo las personas y las sociedades entienden y gestionan sus riesgos), también son necesarias.  Es más: las obras y las conductas de las personas necesitan ser mutuamente complementarias, para ser más exitosas y sostenibles.

 

https://www.nature.com/articles/d41586-018-04061-z

 

A %d blogueros les gusta esto: